Lactancia

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2017. Mito 7: Si no amamanto, estoy siendo negligente

Hoy atendí a una mujer con mucho dolor postparto. Ha tenido algunas complicaciones en el periné y al quinto día de nacimiento de su hija, aún no ha podido estar cómoda con ella. Apenas camina, tiene mucho dolor en el periné por la episiotomía, está con estreñimiento, no ha dormido.  También acudió una mujer con su bebé, que sólo al saludarla y preguntarle “como estás?”, se puso a llorar. Terminó el postnatal del papá de la niña y ahora estaba “sola en esto”. Sus familias están lejos, las amigas trabajan.

Y sí, la maternidad es una montaña rusa. Los cambios llegan de forma intempestiva, los padres deben aprender a comunicarse y responder a las necesidades de un nuevo “otro”, el cuerpo duele a veces, cambia siempre, está cansado… Surgen alegrías, miedos, angustias, recuerdos. Y es así, hermosamente difícil. Negarlo seria mentir, se ve en los ojos de las familias que llegan a la consulta de lactancia, en las amigas, en los relatos que uno lee o comparte con otros.

Los beneficios de la lactancia materna están tan ampliamente difundidos que no vale la pena repetirlos. Todas las políticas internacionales, al menos, apuntan a aumentar los índices de lactancia materna (que son menores al 50% a los 6 meses de edad a nivel mundial). Pero la lactancia no es sólo alimento, también es bienestar, es placer, es comunicación. No se debe forzar, no debe ser una imposición. Es siempre una elección responsable, con argumentos, con sensaciones, con sabiduría, con apoyo.

A veces se intenta, a veces se logra, a veces se complementa, a veces se renuncia. Como todos en la vida. Lo importante es rodearse de personas que te acompañen en el proceso, que te ayuden a intentarlo, que te hagan sentir validada en tu decisión. El costo de “aguantarse el dolor” es muy alto, de sentirse juzgada, catalogada como “mala madre”. Uno cada día se esfuerza por querer lo mejor posible a nuestros cercanos, pero eso no siempre es “hacerlo todo perfecto”. El apego no es sinónimo a lactancia, es estar con el otro en las buenas y malas, responder a sus necesidades dentro de nuestros posibilidades, proteger, acompañar en el desarrollo sin presionar.

Es mejor cuidar a un otro, protegerlo, siendo honesto con uno mismo que creando un artificio que es difícil de sostener. El dolor existe, la producción insuficiente de leche, las molestias, las incomodidades físicas y emocionales. También existe el placer, la comodidad de andar sin mamaderas y rellenos, existe la satisfacción, el saber que se está dando lo mejor de uno mismo. Todo tiene su armonía.

Cada proceso de lactancia es distinto, cada bebé y su madre son seres únicos. Ayudemos, en vez de juzgar. Respondamos dudas, entreguemos herramientas, escuchemos sin juzgares todo lo mejor que podemos hacer desde afuera de esa diada.

Todos somos responsables de mejorar los índices de lactancia. Pero éstos no van a mejorar sin ayudas concretas a las mujeres y familias. Que los embarazos sean programados, que los beneficios laborales sean iguales para hombres y mujeres, para que el postnatal sea más largo, que la educación prenatal sea un derecho universal y con altos estándares, para que las mujeres opten por partos respetados y amorosos, porque los seguros de salud no nos castiguen por ser mujeres, que todas puedan acceder a apoyo de asesoras o profesionales capacitados en lactancia materna. Con estas medidas si lograremos cambios, no solamente siguiendo hablando de los beneficios de amamantar.

Ojalá todos los niños pudieran recibir leche materna, ojalá todas lo disfrutaran, ojalá todas pudieran recibir asesoría y acompañamiento, ojalá todas pudieran dar lactancia hasta que ellas lo decidan. Ojalá todos los niños se desarrollen felices y sanos, con igualdad de oportunidades desde la gestación, ojalá todos los niños no sean discriminados por ninguna condición o circunstancia, ojalá todos puedan desarrollarse en su máximo potencial…

Feliz semana de la lactancia y a todas las mujeres que dieron lo mejor de sí mismas…

image

Emma-Gilette-Photography_breastfeeding_3

stacie-turner-breastfeeding-photography-2

Neonatal-baby-feeding-small-bw

tammy-nicole-photography-newborn-baby-maternity-breastfeeding-english-espanol-munich-family535

motherhood-photography-breastfeeding-godesses-ivette-ivens-thumb

Bottle-Feeding-Baby-Photos

liberdade-para-amamentar

1024_2000

image2-2-640x213

feed

inuit-woman-breast-feeding-two-babies-c1904

melissa-jean-photography-breastfeeding-photo-4

tammy-nicole-photography-newborn-baby-maternity-breastfeeding-english-espanol-munich-family536

In-honor-of-the-World-Breastfeeding-Week-2015-by-Tammy-N_005Breastfeeding101_MotherMagarticle-2468971-18CD4BBB00000578-444_634x411

tammy-nicole-photography-newborn-baby-maternity-breastfeeding-english-espanol-munich-family534Tracer07

OriginalPhoto-468507546.804472

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s