Parto

Adiós Frederick Leboyer, seguiremos luchando por nacimientos sin violencia

birth-without-violence-calm-baby

Hoy me desperté con la noticia de que murió Frederick Leboyer hace unos días. Él en 1973 revolucionó el mundo de la obstetricia al publicar su libro “Nacimiento sin violencia”, en un contexto médico-cultural en donde existía alto intervencionismo en el nacimiento. A diferencia de otros pioneros en torno del nacimiento y parto “humanizado”, su enfoque estaba en el impacto que tiene bebé al nacer en un contexto lleno de violencia e intervencionismo innecesario. Abogó por los derechos del recién nacido, por procurar que desde su nacimiento fuera tratado por un ser humano y no como un objeto. Tal vez en el período el cual nos encontramos actualmente tales conceptos no suenan extraños, pero imaginen lo que significó hace 50 años. Toda la revolución del nacimiento que experimentamos en la actualidad se la debemos a valientes como él.

“El nacimiento es un cambio de nivel. Y es por ello que hay que dejar de verlo como un problema médico, biológico, fisiológico. No hay que mirarlo con nuestros ojos de médicos, ni de seres humanos. Es otro lenguaje, otra dimensión, como la muerte. El nacimiento es una intersección de la duración, una entrada en el tiempo cotidiano, ordinario”

christian-berthelot-cesar-31-600x600-92

Si observamos las formas de nacer que actualmente siguen prevaleciendo, Serie Fotográfica César, entendemos que aún hay tarea por hacer. El entorno óptimo para pasar de una dimensión a otra debe ser lo menor traumática para los protagonistas de este momento breve pero único (mamá – feto). Mucho se habla del trauma del parto pero poco del impacto del trauma del nacimiento, y existe, no es ficción. Procurar las condiciones óptimas para la transición intrauterina a la extrauterina implica condiciones ambientales (temperatura, luz, silencio), condiciones sociales – emocionales (acompañamiento, seguridad, intimidad, conocimiento), condiciones médicas (intervención justificada) e incluso espirituales.

 

1023191

A Frederick le debemos también la socialización en el mundo occidental de una técnica tan respetuosa para los bebés y niños como es el masaje Shantala. Esta técnica cuyo origen se encuentra en la India, la descubrió cuando en su camino para distanciarse de la obstetricia hegemónica de aquellos años se refugió en el mundo oriental. En sus viajes además incursionó en otras prácticas como el yoga primero personalmente y luego las aplicó en  mujeres gestantes, cuyos beneficios en el embarazo y postparto actualmente son ampliamente conocidos.

Si quieren saber más de él, les dejo este mini documental con su maravillosa labor para cambiar el paradigma del nacer Nacimiento sin violencia y una entrevista publicada en The Guardian hace unos años ‘Babies are overlooked in labour’

Y los libros de Frederick Leboyer que se pueden encontrar en español:

  • Por un nacimiento sin violencia (1974)
  • Shantala: un arte tradicional en el masaje de los niños (1976)
  • El parto, crónica de un viaje (1998)
  • Nacimiento sin violencia: tres formas de explorar el milagro del nacimiento (2010)

Frederick_Leboyer.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s